Universidade de Vigo
Nome do centro
Cabeceira

 

La comunidad universitaria tuvo ayer la preciada oportunidad de vivir "de cerca" la experiencia antártica gracias a tres de sus profesores, Mariano Lastra, Jesús Souza Troncoso y Jesús López, del Departamento de Ecología y Biología Animal, y al investigador del CSIC Luis Sampedro que, a través de videoconferencia, compartieron con el alumnado y también con sus compañeros y compañeras su día a día en el continente austral. Partieron el pasado 3 de febrero y llegaron a la base del Ejército de Tierra Gabriel de Castilla, en la Isla Decepción, hace dos semanas. Desde ese momento y hasta el 12 marzo realizarán en este lugar trabajos de campo y experimentos de laboratorio para conocer los efectos del cambio climático sobre las macroalgas de esta zona polar, todo un auténtico laboratorio natural. Como explicó el coordinador de la misión, Mariano Lastra, es la segunda y última estadía de este equipo en la Antártida en un proyecto estatal de tres años.

Entre el público había muchos alumnos y docentes. Durante sus intervenciones los científicos mostraron numerosas imágenes en la Antártida, "todo un paraíso para los que algún día nos gustaría dedicarnos a la investigación científica", admitía uno de los alumnos.

La primera en preguntar fue la decana de Ciencias del Mar, Belén Rojizo, que se interesó en conocer la que temperatura se encontraban. "Normalmente entre -1 y 1º, lo que, en principio, no es mucho frío, pero el peor es el viento, de alrededor de 30 km/h que provoca que la sensación térmica sea mucho menor", explicó Lastra.

Jesús Souza, por su parte, señaló que "no hay sábados ni domingos, trabajamos de ocho a ocho y apenas hace tiempo libre". Para Lastra, en su séptima estadía en la Antártida, lo que más le sorprendió este año son las frecuentes lluvias, "en ninguna otra ocasión que había venido había visto llover tantas veces", admitió.

 

Ver noticia en su fuente original: www.atlantico.net/